Solicite un presupuesto
Elaboraremos una propuesta adecuada a sus necesidades
SOLICITAR SOLICITAR

Facebook debe dejar de recabar datos de personas no dadas de alta en su red social

 In Notícias

facebook


Facebook debe dejar de recabar datos de personas no dadas de alta en su red social

Es posible que mucha gente crea que Facebook solo recaba y trata datos personales de los usuarios que se han registrado en su red social, pero no es así. Este gigante empresarial también rastrea información sobre aquellos sujetos que, sin ser usuarios de Facebook, visitan el perfil de un amigo o navegan por la página de inicio, a través de mecanismos como las cookies (ficheros que se descargan en el ordenador del usuario al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que se utilice su equipo, pueden servir para reconocerlo). Este rastreo de información se realiza sin contar con el consentimiento de los afectados, lo cual resulta contrario al contenido del artículo 22.2. de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico que establece que: “Los prestadores de servicios podrán utilizar dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios, a condición de que los mismos hayan dado su consentimiento después de que se les haya facilitado información clara y completa sobre su utilización, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos, con arreglo a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre , de protección de datos de carácter personal […]”.

Pues bien, dicho lo anterior, el tribunal de primera instancia de Bruselas, con fecha 9 de noviembre, ordenó a Facebook que dejase de recabar los datos personales de los internautas que no están registrados en su red social, pero que visitan sus páginas. La decisión de este tribunal sólo afecta a las personas que, sin tener una cuenta en Facebook, han navegado en la página de inicio de la red social o en la del perfil de un amigo o de una empresa, ya que los usuarios que están inscritos en la red social sí han dado su consentimiento para que la compañía utilice su información personal.

Si Facebook hace caso omiso a la decisión judicial indicada, tras un plazo de 48 horas, la empresa estadounidense deberá hacer frente a una multa de 250.000 euros diarios, sin que le afecte la posibilidad de recurso.

Facebook ya reconoció que rastreó por error a internautas ajenos a la red social, debido a ciertos fallos que provocaban el emplazamiento de “cookies” en páginas web.

El origen del asunto se remonta a noviembre de 2014, cuando Facebook anunció su intención de revisar, entre otras, su política de datos y de “cookies”. En respuesta a una oleada de preguntas remitidas tanto por los usuarios como por el Parlamento federal belga o el secretario de Estado de Protección de la Vida Privada, la Comisión correspondiente contactó en enero pasado a la empresa para informarle de que quería verificar el alcance de esas modificaciones.

Facebook, por su parte, sigue manteniendo que es su sede en Irlanda la que debe ser considerada responsable del tratamiento de los datos, de manera que sólo considera competente a la autoridad de vigilancia del Estado miembro en el que está establecida la empresa (en este caso, la irlandesa).

Veremos como acaba todo esto, lo que es evidente es que este hecho supone otro varapalo más para Facebook tras la histórica resolución del Tribunal Europeo de Justicia que anula la Decisión de la Comisión 2000/520/CE que establece el nivel adecuado de protección de las garantías para las transferencias internacionales de datos a EEUU ofrecidas por el acuerdo de Puerto Seguro publicado por su Departamento de Estado.

Recent Posts